Google+ Followers

domingo, 31 de julio de 2011

GILIWATIADAS (1ª parte)

Como diría la Bruja Avería, las jiliwatiadas que hay que leer y escuchar día sí y día también...

1) Mi mujer compra de vez en cuando alguna revista de esas de papel couché (nadie es perfecto), y entre sus topicazos y lugares comunes, hay dos que me repatean particularmente:

"...fulanita de tal (o cualquier otro famoso) está disfrutando de sus MERECIDAS VACACIONES..." Nunca tengo claro si es para reir o para llorar. Veamos, piltrafillas, resulta que las vacaciones de los/as famosos/as son bien merecidas. Entonces, ¿el resto de los mortales? ¿cuando mi ex-jefe y yo nos aguantábamos, no merecíamos vacaciones? . Es el mismo caso que cuando sale el famosillo de turno diciendo que "ha TRABAJADO MUCHO PARA LLEGAR donde está..."Mi padre (q.e.p.d) sí que trabajó, toda su vida, por un jornal, trabajó probablemente mil veces más que lo que el sopla*** ese trabajará nunca. Pero él no salió de pobre.

Otro "clásico" de las revistas del corazón y similares: Brad Pitt y Angelina Jolie (o Sara e Iker, etc) son muy SOLIDARIOS. Con un par. Que sí, que está muy bien apoyar causas nobles y justas, pero realmente veo más mérito y me parece más loable un obrero solidario que comparte de lo poco que tiene que mo estos millonarios que se hacen la foto , quedan muy bien y dan calderilla de sus millones. Me sé de un parado que da el 2% de su subsidio para MSF (Médicos Sin Fronteras) y no hace tanta ostentación.

¿Y qué me decís del uso y abuso de los términos COMPLICIDAD y cómplice ? Cuando leo eso de que "tal y tal pasaron una animada tarde de compras y demostraron una gran complicidad, etc etc..." o alguna chuminada por el estilo. Que vivimos en una época de perversión del lenguaje, ya lo sabemos. Pero esto más que un mal uso intencionado es una estupidez repetida. Veamos, ¿qué es eso de que la princesa de Swartzilandia se mostró "cómplice" con su nuera? ¿acaso se fueron a robar el Grand national Bank"? En fin, otra palabra mal utilizada más, pero manda eggs.


2) Lo del actual alcalde de la Villa y Corte y su entorno ya es para hacer un estudio en giliprogreces avanzadas. Unos ejemplitos:

Llamar CALLE 30 a la carretera M-30. Veamos, ¿qué episodio de Barrio Sésamo se perdieron los "intelectuales" que idearon tamaña estupidez? Calle: "Vía pública de una población generalmente limitada por dos filas de edificios o solares..." y en dichos edificios hay locales o viviendas, o ambas. La calle consta de acera (a veces exigua, eso sí) y calzada. En cambio, la carretera de circunvalación es eso: una carretera de circunvalación, no vive nadie, no pasan peatones... en fin, en cualquier caso como si a la M-30 quieren llamarla plaza...esto encaja con el afán de nuestros próceres por hacernos creer que Madrid es una especie de Nueva York mesetario. Pues fale...¿lo próximo qué será? ¿llamar a la calle de Alcalá "7ª avenida"?

Lo de la GRAN VÍA, o las Vías en general, ya es de juzgado de guardia. No se les ocurre otra cosa a los encargados de la cosa que poner las nuevas placas de la Gran Vía como "CALLE GRAN VÏA". Pero, pero perooooo ¿esto qué és? Y no contentos con esto, persisten en otros barrios: calle Via Lusitana, calle Via carpetana....A ver si nos aclaramos: una Via puede llamarse Via, calle o avenida. Luego tenemos las glorietas, plazas, plazuelas... ¿lo próximo será llamar CALLE PLAZA DE ESPAÑA a la Pza de ídem?

3) Capítulo aparte merece el nuevo "lenguaje de género" promocionado con el dinero de nuestros impuestos. Pero bueno, yo no soy periodisto, ni ensayisto ni columnisto. Ni siquiera dentisto. Pues eso (y esa) es lo que hay (y haya).

Podríamos seguir, pero ya es pelín tarde, Otro día seguiremos despotricando contra redundancias bobas y estupideces a secas. Como diría el poeta, "cada día que amanece, el número de tontos crece". Buenas noches, mangurrianes.

viernes, 29 de julio de 2011

Monotonías



"Aprecias la luz del día cuando ya la noche ha caído, a una mujer cuando ha muerto, a la cerveza cuando la has bebido y la espada cuando la has blandido" (ADAGIO VIKINGO)



Un día más que se va, un día menos. Se va, se va, se va. Para apreciar el bien, hay que conocer el mal. La noche tiene sentido en contraposición al día. Yin y Yan, y blablabla. Los momentos más felices de mi juventud eran los viernes, acabar las clases.

En la mili era el permiso, salir del cuartel y tomar la carretera de Cáceres a Madrid, donde me esperaba mi madre...y un baño caliente.

Cuando trabajaba era, como la canción de los Vapors, esperar al fin de semana. Todo el año esperando al 15 de julio y las vacaciones...

Y, ¿ahora qué? Cuando estás en el paro, todos los días son iguales, no hay Yin, ni yan, ni leches en vinegar. A veces un curso, un trabajo temporal, un encuentro inesperado, una llamada esperanzadora.

Ya no hay lunes ni viernes. Bueno, sí, lunes al sol.

Como diría Chamizo, chap chap, ¿i ara que fem, noi?

viernes, 22 de julio de 2011

JJ IS DAD



El mes de enero de 1985 fue de los más fríos del S.XX. En Madrid capital helaba por las noches, y los albergues municipales acogían a los vagabundos. 1985, un año que para muchos de nosotros supondría un punto de inflexión entre una etapa dorada y una de decadencia y oscuridad, igual que 1965 supuso el comienzo de un cambio que podría verse manifiestamente en la música (aquel 1965 en el que muchos hijos del “baby boom” de la era del 600 y la tele vimos la luz). Pero volvamos a 1985. En ese mes de enero de 1985 nació el más pequeño de mis sobrinos, J.J. Todavía recuerdo cuando fuimos “de excursión” a la clínica en que nació, no muy lejos de la Avda. Reina Victoria. No recuerdo exactamente quiénes vinieron conmigo aquella noche de enero . Quizá Carlos "Herreruela", tal vez Santiago "el duque". Belén B. vino seguro, eso sí lo recuerdo. La memoria es caprichosa y selectiva, pero recuerdo la presencia de BB ya que en aquellos fríos días andaba enamoriscado. Hay dos noches vívidas en mi memoria de aquel enero del 85: una, la noche de Reyes y la fiesta en el sótano de Cea Bermúdez, sonando la música en mi viejo Dual Bettor y los baffles de Paco G. Minayo , bailando “lentas” como “mistake #3” de Culture Club. La otra, la noche del nacimiento de J.J. La emoción de mi hermano Javier, hablándome de lo inexplicable de los sentimientos que le traía la recién estrenada paternidad. Meses después vendría el bautizo del pequeño en la castiza iglesia de san Manuel y san Benito, joyita neobizantina frente al parque del Retiro. Y el padrino del bebé fui yo. Lo cierto es que muchas veces me he castigado pensando en que no he sido un buen padrino. En fin, quizá podría haber dedicado más tiempo y dedicación a mi sobrino-ahijado, pero ahora no es cuestión de llorar por la leche derramada. Era muy joven, él vivía en la sierra y yo en la capital, no nos veíamos quizá tanto como el resto de la familia. Bueno, los primeros años, los cumpleaños en la Ciudad de los Ángeles. En los 90, los sucesivos chalés en Torrelodones y esos fines de semana en que iba a echar un cable a mi hermano en sus múltiples proyectos, tanto musicales como pedagógicos. Todos aquellos negocios que nos iban a solucionar definitivamente la vida y que la maldita mala suerte y los errores de cálculo llevaron al fracaso, uno detrás de otro. La galería de Arte, las clases de música en colegios varios…
Los años 90 fueron pasando en una sucesión de alegrías y sinsabores. Y todos los días de año nuevo nos reuníamos a comer en la vieja casa de Andrés Mellado toda la familia: hermanos, sobrinos, mis padres. Y entre Luis, J.J., mi hermano y yo (los herederos de la tradición musical familiar) acabábamos cantando el “two of us” de los Beatles o “el sitio de mi recreo” de Antonio Vega.
El caso es que el “pequeño” sobrino fue creciendo, en edad y sabiduría, y de esta manera llegamos al S. XXI.
El siglo XXI que nos acabaría emparejando a todos los solteros de la familia. El s. XXI en el que JJ conocería a Meli, en un bar malasañero que para mi había sido emblemático en los 90. Meli y J.J. se casaron pocos años después. Y ayer, 21 de julio de 2011, eran papás de una hermosa niña. “A quien Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos”, reza el dicho popular. Hombre, un poco excesivo lo veo. A mi me ha bendecido con 4 estupendos sobrinos. Y con dos sobrino-nietos (y otro en camino). En fin, que José Javier ha sido papá. Y yo, yo ya no tengo 19 años.

domingo, 17 de julio de 2011

GUADALAJARA 2005 NUNCA MÁS


El 16 de Julio del 2005 se desató un incendio que asoló buena parte de la provincia de Guadalajara. La desidia del Gobierno psocialista en la Junta de Castilla La Mancha se cobró la vida de 11 castellanos y la destrucción de más de 10.000 hectáreas de arbolado. Las familias de los muertos aun esperan Justicia. Lamentablemente nada de lo que sucede en Castilla tiene el poder mediático que tienen otros desastres en otros lugares de España. En algunos parlamentos regionales como en Galicia, los nacionalistas se negaron a guardar si quiera un minuto de silencio. Y todo esto después de que cientos de jóvenes castellanos acudieran a las playas de Galicia a limpiarlas de alquitrán... Nosotros creemos que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio y que "arrieros somos y en el camino nos encontraremos..." Estas palabras son de mi amigo "Juan de Zapata!, pero las suscribo al 100%. La negligencia de unos, la mala praxis de otros, y 6 años después la comarca sigue con un plan de reforestación parado y una recuperación económica inexistente. Son muchas las cuestiones indignantes y tristes en relación a este incendio. A mi me llama mucho la atención la "doble vara de medir" de políticos y ciudadanía, y la politización de los desastres. Pocos año antes "habíamos" sufrido el desastre del Prestige, y se armó la de San Quintín. Colectivos movilizados ("Nunca Mais"), artistas indignados con el entonces responsable de la cosa y actual candidato del PP a la presidencia estatal, y cientos, cientos de voluntarios de todas partes de España para quitar chapapote de las playas gallegas. Y allí sólo murieron mejillones y percebes. En Guadalajara murieron 11 compatriotas, y nadie se movilizó, se pidieron responsabilidades políticas digamos que muy tímidamente, y todo el mundo contento. En fin, que lo dicho. Cada día tengo más claro que: a) hay españoles de "primera" y de segunda, y es así desde que la sacralizada Constitución estableció una diferenciación entre las autonosuyas del art. 151 y las del 143. b) las protestas SIEMPRE van relacionadas con según qué partido esté en el poder en una u otra autonomía, o en el gobierno central. En fin, esto es nauseabundo.

NO PERDONAMOS. NOSOTROS NO OLVIDAMOS.


domingo, 3 de julio de 2011

SIMPLIFICACIONES Y ABSORCIONES (De la Pegaso, el Águila e inventos autonómicos)

A veces se me recrimina que doy mucha importancia a las denominaciones, a llamar al pan pan y al vino, vino. Como bien sabemos, las palabras se corresponden con ideas. Conforman nuestro pensamiento, y por lo tanto, nuestra forma de actuar. Las palabras nunca son inocentes. Que, ¿a qué viene esto? Bien, pensemos en tres metapalabras formadas por 2 palabras cada una: Iveco Pegaso, Aguila Amstel, y Castilla-La Mancha. En los dos primeros casos, se trata de la “unión” de dos empresas, o mejor dicho, la absorción de una (la empresa española) por otra (la foránea; qué curioso). Bien, un poquito de Historia: Pegaso, además de increíble ser mitológico, fue todo un símbolo de la automoción española. Líder en el sector de los camiones durante décadas, empresa 100% española y portaestandarte del INI. Se demostró que el “que inventen ellos” no era un dogma de fe, que las empresas y productos españoles podían competir con los del mundo “civilizado”. Bien, la mítica empresa fue adquirida por la italiana Iveco. En un principio, los dos nombres pervivieron, como “Iveco Pegaso”, hasta que el Pegaso desapareció. Ahora simplemente son camiones Iveco. Durante un tiempo siguieron llevando el logo del caballo alado, luego se suprimió. La “identidad” genuinamente autóctona de la marca desapareció. Cada vez somos menos los que recordamos los camiones que condujera Sancho Gracia. Para no aburrir, lo mismo exactamente ocurrió con las cervezas madrileñas “el Águila”, luego Águila Amstel, ahora sólo Amstel. Otra empresa española absorbida, otro pedazo de nosotros eliminado. Y vayamos ahora al tercer ejemplo: Castilla-La Mancha. Cuando en la transición se trocearon las dos regiones castellanas entre cinco CCAA, a cual más artificial, a Castilla La Nueva le correspondió dividirse en dos, Madrid y Castilla-La Mancha, uniendo al histórico el nombre de la comarca más extensa y rica de la región, la comarca de los molinos, de El Quijote, del queso curado. Lo demás, es historia contemporánea. Y bien, si el gentilicio de esta autonomía es “castellano-manchego”, ¿por qué reiteradamente en medios de comunicación se denomina a TODOS sus habitantes manchegos a secas? ¿Por qué a ciudades como Guadalajara, Cuenca o Toledo se las llama capitales “manchegas”, cuando las únicas capitales manchegas son Ciudad Real y Albacete? En fin, ignorancia, intencionalidad…..o simplificación, comodidad. Y me dirán que, con la que está cayendo, no debería preocuparme con estos “ejercicios lingüísticos”. Bien, simplificación no tiene por qué significar absorción. Pero, si alguien con dos nombres niega uno (aunque ese uno incluya al otro), ¿cuánto tardará en dejar de sentirse identificado con ese nombre? No, los nombres no son baladíes, bien lo sabía Malcolm X. Las palabras no son inocentes. Pensad en ello y a quiénes le interesa que Pegaso ya no sea el camión español por excelencia, El Águila una cerveza madrileña o Castilla-La Mancha una comunidad castellana. Y otro día hablaremos del extraño caso de la “taifa castellanoleonesa” y cómo la ley de simplificación lleva a eliminar la conjunción copulativa“y”.

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain