Google+ Followers

miércoles, 4 de abril de 2012

LOS PERDEDORES DE LA HISTORIA DE ESPAÑA.


Esta mañana he estado en la biblioteca del distrito. Como de costumbre, curioseando entre las estanterías de la sección de Historia, comprobando como, una vez más, cualquier pueblo peninsular e insular tiene su lugar en los estantes: Historia de Canarias, de Cataluña, de Andalucía... menos del pueblo que lideró la reconquista, el pueblo que más sangre vertió con diferencia para construir lo que actualmente conocemos por España.

He estado hojeando "los perdedores de la Historia de España" de García Cortázar, uno de los "Historiadores-estrella" o historiador de cabecera del régimen. En casa tengo su "Historia de España" y su atlas de Hª de España. Correctas. O más bien políticamente correctas. La labor del historiador es no ser conflictivo, no molestar a los que ostentan el poder.

En fin, que mi curiosidad malsana me ha llevado a buscar y rebuscar en índice y páginas un tema que considero capital en la Historia de España, y en la Historia de los perdedores en la Historia de España (fascinante juego de palabras).

Pues bien, entre los siglos XIV y XVI, entre los estertores de la Baja Edad Media y los albores de la Edad Moderna española hubo para este señor historiador toda una serie de personajes dignos de interés y clasificables bajo el epígrafe de "perdedores", desde judíos sefardíes expulsados de España hasta el ínclito Antonio Pérez, personaje suficientemente conocido y sobre el que el autor se extiende, dando pie a una quinquagésima reflexión sobre la agresión a los fueros de Aragón, y bla bla bla.

Para este señor historiador no merecen ni una sóla línea los grandes perdedores de la Edad moderna española, de apellidos Padilla, Bravo y Maldonado.

Uno, que cada año que pasa tiene más motivo para creer en conspiraciones de silencio contra Castilla, su Historia y sus mitos, ya no se sorprende en absoluto de determinadas omisiones. Hace algún tiempo no hubiese pensado que algo así fuese deliberado. Ahora no sólo lo pienso, estoy convencido.

Los verdaderos olvidados, los verdaderos perdedores de la Historia de España somos los castellanos. Nacidos para servir al Imperio, nacidos para perder. No somos "cool" ni modernos. Qué se le va a hacer. Pero, ¿quién soy yo para enmendar la plana a un prestigioso historiador? Sólo un pobre licenciado en Geografía e Historia (rama Arte) en paro. Un don nadie.

1 comentario:

  1. como muy bien etiquetas, esto es una muestras más de la kultura i hedukazion oficial en Matrix.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain