Google+ Followers

jueves, 13 de diciembre de 2012

El enigma del hermano gato y la Eme frontal (Cuento de Navidad)

“….y se dio el caso de que, cuando estaban ellos allí, se le cumplió el tiempo de dar a luz, y dio a luz a su hijo primogénito , y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada” (Lucas 2, 6-7)


Estoy viejo y cansado. El viaje desde Tierra Santa ha sido largo, los recuerdos de esos años se agolpan en mi mente. Me llamo Guillermo de Perignac y soy un monje hospitalario.

En cierta ocasión un anciano copto me contó, en su lecho de muerte, una leyenda que su pueblo venía narrando desde que san Marcos predicó la buena nueva a orillas del Nilo:

“Era una fría noche en Belén de Judea y todas las puertas estaban cerradas para una joven parturienta y su esposo. En un humilde establo, vino al mundo el Salvador. Una mula y un buey le rindieron homenaje y brindaron a la madre y al niño el calor que necesitaban.

El pequeño lloraba. En un rincón había un gato que se acercó al bebé. Restregó su cara contra la del niño y éste sonrió. El felino se acurrucó junto al recién nacido y empezó a ronronear. El Mesías durmió relajado con el animal compartiendo el pesebre. Cuando el gato despertó, la Virgen María le acarició la frente y le estampó la inicial de su nombre.”

Por eso los gatos tienen impresa en la frente una letra parecida a la “M”. (Mora, encomienda de el Hospital en Castilla la Nueva, A.D. 1298)

 Esta hermosa leyenda sobre el único animal doméstico que nunca se ha sometido al hombre sirva de ejemplo sobre el valor positivo de esta especie, durante siglos calumniada y perseguida.


 El “poverello” de Asís tenía muy claro que los animales son nuestros hermanos. Yo lo que sí tengo claro es que somos mamíferos, ni tan superiores ni tan distintos. Y no sólo de nuestros “primos” simios. Los que tenemos la fortuna de contar con el afecto o la amistad de un gato, perro o caballo, sabemos que son seres que sienten y que nunca nos fallarán.

4 comentarios:

  1. La leyenda me la contó Maribel, y yo la he adornado un poco, por darle un aire pseudoliterario. Como cuento navideño, moooola.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda algo que no sabía y que he aprendido gracias a tu blog, ni tan extraño ni tan ajeno que agrego con gusto a mi lista de blogs, esperandoq ue si no te supone molestia hagas lo propio con el mío para, en el futuro, ir estableciendo una buena y gran amistad.

    Un saludazo.

    http://cspeinado.blogspot.com

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain