Google+ Followers

martes, 30 de octubre de 2012

CATALÁN ESCRIBE, CÁNTABRO CONTESTA

Un joven catalán escribe un correo en el que ironiza con la idea de que quiere "ser solidario" con el resto de los españoles, pero lo mejor es la  respuesta que le ha dado otro joven de Santander
Correo que mandó el catalán:   ¡¡¡QUIERO SER SOLIDARIO!!  
     Tengo nacionalidad española vivo en Cataluña y quiero ser solidario con el resto  de los españoles. No quiero ser diferente, pero si quiero ser y tener las mismas condiciones de vida que todos ellos, por eso:                                                                          
QUIERO Que mi I.P.C . (último) del 4,1 sea el de la media de toda España, o sea el 3,8 (cada año es superior y me aleja del resto de los españoles).

QUIERO Que una vivienda en Barcelona, valga lo mismo que otra en cualquier punto de Extremadura.. Que el costo de una en Barcelona me permitiría comprar tres, vivir en una y alquilar dos y así conseguiría incrementar mis ingresos.


QUIERO Que el agua que en una urbanización próxima a Valencia cuesta 0,2 Euros valga igual que la que yo pago: 18 Euros.


QUIERO Que el billete ordinario del bus de Zaragoza con coste de 0,75 Euros, sea lo que me cuesta a mí que ahora pago 1,15 Euros.


QUIERO Que el impuesto de Transmisiones Patrimoniales del País Vasco, que ahora está exento, sea igual para mis hijos cuando hereden (si es que lo logran), que en Cataluña tiene una escala semejante a la del I.R .P..F.


QUIERO Que la ITV que en Melilla cuesta 19 Euro, sea igual a la que yo pago
44,65 Euros.


QUIERO Que de las seis salidas que tiene por ejemplo la ciudad de Madrid sean de pago al menos cinco, como ocurre en Barcelona y no gratuitas como ahora.


QUIERO Que cuando mis hijos empiecen el curso tengan los libros de texto gratis y un ordenador para cada dos niños como en Extremadura y no gastarme
entre 200 y 300 euros en libros y un ordenador para casi cada dos clases como ahora.


QUIERO Que la red de autopistas que atraviesa Andalucía sea totalmente de pago y carísima como la que cubre Cataluña, y no gratuita como ahora a pesar de que la densidad de tráfico es una 20ª parte de la de las autopistas catalanas.


QUIERO En definitiva, ser igual. Los pensionistas catalanes tienen unos ingresos idénticos a los de otro que viva en cualquier parte de España.


POR ESO:Cuando yo sea igual que todos los españoles, con todo lo que me sobre, gustosamente           ¡¡¡SERÉ SOLIDARIO!!!



RESPUESTA QUE  RECIBE  DE UN CHICO DE SANTANDER :                                             
Supongo que esto lo mandas como un chiste, porque:
           1: El IPC en Cataluña, como bien sabes, lo marcan las empresas e instituciones que operan en Cataluña..
¡Quéjate a los políticos y empresarios catalanes!
           2:  El precio de la vivienda viene marcado, a parte de la lógica de la 'oferta y demanda', por el precio del suelo,   sobre el que puede actuar el ayuntamiento y el consejero de turno.
¡Reclama a tu alcalde y a tu presidente!
           3: El precio del agua y del autobús, (que por cierto, en Santander vale 1,30 euros),  lo pone el ayuntamiento.
¡Reclama a tu alcalde!
           4: El impuesto de transmisiones patrimoniales es una competencia transferida a las comunidades autónomas desde hace dos años y medio.. En Cantabria tampoco lo tenemos.
              ¡Reclama a tu President!
           5: Gracias a vuestras famosas autopistas de pago (que tenéis desde los años 60, construidas con dinero de todos los españoles y cuando nadie tenía autopistas) y a otros privilegios "históricos", estáis donde estáis. ¡Por cierto!, creo que algún familiar de Pujol chupa algo de los peajes ¿no?; (quizá no te hayas enterado de esos juicios en que han condenado a los familiares de Pujol. Como estás mirando sólo lo que pasa fuera, ni te habrás podido o querido enterar.
           6: Evidentemente el pensionista catalán, al igual que el resto,cobrará en función de lo que haya cotizado,               ¡ me parece lógico !  ¿A ti no?
           7: Cuando pago impuestos no me siento solidario, sino que hago lo que tengo que hacer.  Solidario me siento cuando he donado sangre, cuando he colaborado con Cruz Roja en  los centros de emigrantes, o cuando he estado de cooperante dos veranos en Malí con  Manos Unidas.

          8: Por cierto,me siento "gilipollas" cuando pago a los traductores de catalán en la UE y para colmo en nuestro propia SENADO, a las embajadas catalanas, a la televisión catalana, o cuando me entero que el 60% de la deuda de la sanidad pública de toda España está provocada por la sanidad catalana.


domingo, 28 de octubre de 2012

A orillas del Ucero

BURGUCER0PA270042

Cae la tarde a orillas del río Ucero. No muy lejos de donde este recibe la pleitesía de su afluente Abión, el otoño tiene una belleza antigua y atemporal. Limpias aguas trucheras de este humilde afluente del padre Duero. El viento canta una ancestral canción entre las hojas de los chopos que amarillean y las aguas siguen su camino de siglos, indiferentes a cambios dinásticos  y mudanzas de todo tipo. Las piedras del castillo roquero miran indiferentes a los buitres que sobrevuelan estos cielos limpios de la Uxama legendaria. Uxama Argaela de los arévacos, aquellos guerreros que no preguntaban cuántos eran el enemigo, sino dónde se encontraban.

Un puñado de mujeres y hombres a orillas del Ucero. Alrededor de una mesa redonda, círculo de piedra ancestral. Cae la tarde, y una jornada intensa se acerca a su fin. Una jornada de sabinares, pueblos de adobe y caliza, jornada de reencuentro con la tierra de los antepasados. Un puñado de personas reunidas en concilio laico y patriótico. Alrededor del círculo ancestral, leyendo un manifiesto cual invocación a la lucha  por una tierra que agoniza.

Nuestra tierra no ha muerto, sino que duerme. A orillas del Ucero supimos que no habría vuelta atrás, que nuestros antepasados nos contemplaban desde los cielos limpios de Castilla. Y por los  viejos dioses de la Celtiberia no nos vamos a rendir.

lunes, 22 de octubre de 2012

MADRIX

307994_291233417648816_436700410_n2011MEC

“España es una nación con 3.000 años de Historia” (Esperanza Aguirre) No sé de dónde saca esta señora esos tres milenios. Si nos remontamos a la ocupación romana, serían 2000 y pico. Puede que se refiera al vocablo fenicio i-spn-ya. En cualquier caso, si se refiere a Hispania, esta señora, como tantos otros, obvia que dicha Hispania se corresponde a los actuales España y Portugal . Los portugueses lo tienen claro. un sólo reino, un sólo idioma. Lo de España es más complejo. Pero, como ya he comentado otras veces en este blog, la enseñanza de la Historia es víctima propiciatoria de estos políticos. Pero yo venía aquí a contar un cuento.

Érase que se era una vez un bello país de ensueño, un país sin mar pero en el que fluían ríos de leche y miel. Un bello país multicolor en el que todas las razas y culturas convivían en paz y armonía. En este país todos eran guapos, listos y no existía la enfermedad, la ignorancia ni el desempleo.

Érase un país que había llegado a ser envidia del mundo conocido bajo el noble y justo mandato de su reina Expe I.

Este país hallábase rodeado de vastas y yermas extensiones esteparias habitadas por una raza primitiva y temerosa de Dios a la que se llamaba cajtellanos.

Érase una vez un país que existía antes del albor de la civilización, un país en el que los dinosaurios bailaban schotis y en la Edad del Bronce sus habitantes se alzaron en armas (de bronce) contra los pérfidos  invasores llegados de más allá de los montes Carpetanos.

Bien, hasta aquí el cuento que, con más o menos variantes se cuenta a los niños madrileños en el colegio bajo el nombre de “educación”.
La realidad histórica es que este país multicolor en el que nacieron muchas abejas bajo el sol ha compartido flora, fauna, clima, etnias, cultura e Historia con lo que llaman “provincias circundantes”: Este país fue Carpetano como sus vecinos. Fue romano, como sus vecinos. Fue visigodo, y andalusí, como sus vecinos. Y desde el S.XI fue castellano, como sus vecinos. De hecho, hasta la división provincial de 1833, la mayor parte del territorio de la actual provincia-Estado formaba parte de Segovia o de Toledo. De hecho, las tierras al sur del Guadarrama fueron desde tiempos medievales parte del llamado Reino de Toledo o como se denominaría después, Castilla la Nueva. Y eso ni la satanizada dictadura franquista lo tocó.

Pero llegó la transición, bendecida y santificada por  y Salomé-Cat, tras su danza de las 7 barretinas, pidió a Herodesuarez la cabeza del Bautista. Y ese Bautista era Madriz, capital del mundo conocido.

Y así es como se creó el país de ensueño, separado de sus provincias hermanas por unas absurdas fronteras autonómicas. Y no sólo eso, sino que, a pesar de que su propia legislación reconoce su castellanidad y sus especiales vínculos con las comunidades autobobas vecinas, desde hace 30 años ni en los noticiarios de la televisión, ni en los mapas del tiempo, ni en el adoctrinamiento de los niños (eso que llaman enseñanza básica)  se ha vuelto a hablar de estos temas. No interesa, no vaya a ser que juntos seamos más fuertes y le podamos hacer sombra a los que parten el bacalao.

Estas son las dos caras de la moneda. Ahora tú , madrileño, elige si quieres la píldora roja o la azul. Si quieres cambiar o seguir conectado.

domingo, 21 de octubre de 2012

Triste España sin Castilla

 
Pobre Madrid, la supuesta aborrecida sede del imperialismo castellano! ¡Y pobre Castilla, la eterna abandonada por reyes y gobiernos! Ella, despojada primeramente de sus libertades, bajo el odioso despotismo de Carlos V, ayudado por los vascos, sufre ahora la amargura de ver cómo las provincias más vivas, mimadas y privilegiadas por el Estado, le echan en cara su centralismo avasallador (…) “
( Santiago Ramón y Cajal. 1934)

"No me explico este desafecto a España de Cataluña y Vasconia. Si recordaran la Historia y juzgaran imparcialmente a los castellanos, caerían en la cuenta de que su despego carece de fundamento moral, ni cabe explicarlo por móviles utilitarios. A este respecto, la amnesia de los vizcaitarras es algo incomprensible. Los cacareados Fueros, cuyo fundamento histórico es harto problemático, fueron ratificados por Carlos V en pago de la ayuda que le habían prestado los vizcaínos en Villalar, ¡estrangulando las libertades castellanas! ¡Cuánta ingratitud tendenciosa alberga el alma primitiva y sugestionable de los secuaces del vacuo y jactancioso Sabino Arana y del descomedido hermano que lo representa!.

"La lista interminable de subvenciones generosamente otorgadas a las provincias vascas constituye algo indignante. Las cifras globales son aterradoras. Y todo para congraciarse con una raza (sic) que corresponde a la magnanimidad castellana (los despreciables «maketos») con la más negra ingratitud."
(Doctor José Luis Palma Gámiz)

Desde la sacralizada transición se han encargado entre unos y otros de acrecentar las diferencias territoriales en España. Y algo que la Historia no les perdonará: han neutralizado a Castilla, dividiéndola en 5 absurdas CCAA. Madrid fue separada de Castilla la Nueva por exigencia de los separatistas catalanes. La Rioja y Cantabria fueron posibles por el apoyo de los nacionalistas vascos. Mientras vivamos en una España de dos velocidades, con territorios de primera,y de segunda esto irá a peor. Y sin el reconocimiento de Castilla, sin su columna vertebral, España tiene sus días contados. Así pensamos algunos.





Imagen: blog http://castillaresiste.wordpress.com/

miércoles, 3 de octubre de 2012

Castellanistas (II)

“para ser un guerrillero, hace falta tener ganas (2), pasar hambre, frío, sed, (2), ocho días por semana…” (canto de instrucción, 3ª Cía, 1er Batallón, CIR Sta. Ana)

“Defender a Castilla no supone ofender a nadie, apreciar a Castilla no supone despreciar a nadie, amar a Castilla no supone desamar a nadie. Castilla sólo desea que se la quiera y que se la defienda sin necesidad de negar a nadie" (Pedro de Hoyos)

Pues sí, como cantábamos con el cetme sobre nuestras cabezas, “para ser un guerrillero hace falta tener ganas”. Y para ser castellanista, o simplemente para defender la identidad de Castilla en este Estado de las Autonosuyas, hay que tener más moral que el Alcoyano.

De entrada, hay que luchar contra la incomprensión de la mayoría del personal, fundamentalmente de los propios castellanos.

Como me espetaba un conocido mío, andaluz, ¿y vosotros de quién os queréis separar? Vamos a ver, lo voy a escribir por enésima vez, y no voy a repetirlo más: SOMOS CASTELLANISTAS, NO SEPARATISTAS.

De hecho, hay castellanistas para todos los gustos y colores: de izquierdas, de derechas, de izquierda probatasuna, identitarios, nacionalrevolucionarios…nacionalistas, regionalistas, democristianos y mediopensionistas. Luego está el espinoso tema de la territorialidad, que nos divide como en ningún otro movimiento regionalista/nacionalista de España. .Para unos, los pancastellanistas herederos del neocomunerismo de la transición, el Pacto federal castellano (S.XIX) y Sánchez Albornoz, Castilla son las 17 provincias de Castilla la Vieja, Castilla la Nueva y León (actuales CCAA de Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Madrid y Castilla-La Mancha). Para otros, cada vez más numerosos, Castilla son las 14 provincias que enseñaban en la escuela hasta los años 80: Castilla la Nueva y Castilla la Vieja (es decir, las mismas CCAA de antes, pero sin las provincias del Reino de León: León, Zamora y Salamanca). Otros admiten la castellanidad cultural de Salamanca y Zamora, pero reconocen el irredentismo leonés. Y, por si esto fuera poco, los hay que reivindican la Castilla Novísima (valle del Guadalquivir) , Extremadura, y si me apuran, hasta los Andes.

La identidad castellana, desde los días de la transición, se ha visto menoscabada y derruida por todas partes: para las derechas españolistas, toda reivindicación regional es contraria a la unidad de la Patria, y el castellanismo les huele a un nacionalismo independentista más.

Para las izquierdas, tan “comprensivas” y solidarias con los nacionalismos periféricos, Castilla es algo del pasado, es algo de Franco. Algunos, como IU, apoyan todas las identidades peninsulares habidas y por haber, salvo, claro está, la castellana. O, en el mejor de los casos. no es algo por lo que haya que perder el tiempo. Lo importante para ellos es la lucha de clases.

Para los “liberales” tan racionales y cartesianos ellos, los territorios no son sujetos de Derechos, sino los ciudadanos. Claro está, que esos ciudadanos viven en un territorio, no viven en ciudades submarinas o en la estratosfera, tal como nos prometía la Ciencia-Ficción de los 60.

Otros que suelen dar bastante por saco son los “ciudadanos del mundo”, especímen muy especial que puebla sobre todo en Madroñistán (1). Ciudadanos que olvidan o desconocen las provincias limítrofes mientras conocen a la perfección parajes y paises lejanos. Ciudadanos del mundo que luego beben el agua del Sorbe o del Alberche, ignorando que buena parte del agua que se consume en Madrid  ya no viene del Lozoya, sino de Quijotelandia (2). Como diría Mariano Fuente: “a esos ciudadanos del mundo les invitamos a votar en las próximas elecciones en la circunscripción de la ONU”. Creo que la frase era “THINK GLOBAL, ACT LOCAL”.

Sólo voy a añadir lo que decía una amiga toledana “Qué guay es leer a Chomsky y sentirse ciudadano de un lugar llamado mundooooooo, pero aquí lo que se está debatiendo es un problema concreto dentro del mundo REAL donde toda esa chupi demagogia antropo-geo-política sobra. “

Como no me apetece seguir escribiendo ad infinitum siempre de lo mismo, voy a citar unas frases del grupo de Facebook “Por la Unidad de las Tierras de Castilla” que reflejan a la perfección el sentir de algunos ciudadanos (y ciudadanas) pensantes y conscientes de nuestro pasado y nuestra realidad presente/futura, limitada por unas absurdas fronteras autonómicas. Aunque no sé para qué sigo predicando en el desierto, para que me llamen separatista, nacionalista con boina o reaccionario. Con lo bien que estaría yo luchando sólo por mi clase y mi pellejo (que buena falta me hace, en la penuria económica y a dos pasos del desahucio)

“CASTILLA ha renunciado desde hace siglos a su identidad, su historia y hasta su futuro en beneficio de un proyecto común, en beneficio de la propia España, de la Corona, de otras regiones de España y Europa y siempre en beneficio de la paz y la libertad. No es necesario retroceder a los innumerables ejemplos históricos de generosidad que Castilla ha dado en este sentido. Tan solo citemos la transición hacia le democracia y la Constitución del 78, en la que se cedió a las presiones independentistas y soberanistas de muchos territorios hermanos, y se dividió a Castilla en cinco comunidades, provocando su división y debilitamiento con el aislamiento de Cantabria, Rioja y Madrid, y el desmembramiento de Castilla la Mancha y Castilla León del resto de Comunidades Castellanas . “

“Las autonomías castellanas han resultado las peor paradas de este modelo autonómico, olvidadas y sin peso específico en el país que nos permita atraer las inversiones necesarias para resolver nuestros problemas endémicos (paro, envejecimiento, falta de tejido productivo, éxodo juvenil, despoblación, ruralización, etc...)
-La identidad castellana ha sido completamente diluida en Madrid (antes Castilla la Nueva), mientras que en Castilla-La Mancha se encuentra eclipsada totalmente por la mancheguización. En Cantabria y La Rioja (tradicionalmente pertenecientes a Castilla la Vieja) se ha diluido completamente a causa de la uniprovincialidad.
-Castilla necesita un nuevo enfoque, necesita reformular su posición en España. Necesita volver a levantarse. Las actuales autonomías castellanas no son sino los restos de un naufragio. Hemos perdido nuestro ideario tradicional, hemos perdido el orgullo de sentirnos castellanos, a secas y sin apellidos. Se ha troceado a nuestra tierra, diluyendo nuestra conciencia común.
Todos, ideologías aparte, hemos de unirnos para resucitar la conciencia castellana y que algún día las tierras patrimoniales de Castilla vuelvan a estar unidas en una sola administración, recuperando las instituciones regionales propiamente castellanas, lo que nos servirá para tener una voz unitaria y fuerte en España, para que se nos escuche y se nos respete. Que así sea. “

(1) Comunidad autoboba de Madrid

(2) Cajtilla-La Mancha

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain