Google+ Followers

miércoles, 21 de octubre de 2015

El Futuro ya no es lo que era



Ya ha pasado el 21 de octubre de 2015. Hace 30 años que en “regreso al futuro II “ se imaginaba este día y este 2015 poblado de coches voladores y adolescentes en aeropatines.

Mi generación creció creyendo que en el s. XXI viviríamos en ciudades submarinas o en colonias espaciales. Que nos teletransportaríamos hasta las naves espaciales de la Federación. Que el hambre o la guerra serían derrotados por la evolución de la especie, el progreso tecnológico y una nueva conciencia planetaria. La Humanidad avanzaría con la Historia, el progreso era imparable e iría a mejor indefectiblemente. Como ya predicó Zoroastro, nuestra cultura judeocristiana, el positivismo, el capitalismo, el materialismo histórico….todo había llevado a nuestra cosmovisión optimista de la Historia. Tras Hiroshima y Nagasaki, tras los millones de muertos del siglo más sanguinario, la juventud del primer y segundo mundo se disponía a disfrutar de la tierra prometida por el  cine y la televisión. Y a soñar con una utopía perfectamente embotellada y distribuida desde el mayo del 68 y las canciones Pop. 



Y pasaron los 70, los 80, los 90. La música no sólo no mejoró , sino que nos obsequió con engendros demoníacos como OT , el flamenquito o el reggaetón. La tecnología sí que es cierto que cambió. Llegaron inventos tan revolucionarios como la telefonía móvil, internet y las redes sociales. El milagro de poder hacer una foto con un teléfono portátil y poderla “radiar” a cualquier punto del mundo. Sí, eso está muy bien. Y si nos lo hubiesen contado en 1985 no nos lo hubiéramos creído. 


Pero a nivel humano…..en España, y me temo que no solo aquí, tengo la sensación de que la juventud puede estar más instruida, pero no es más culta (igual que quizá nos pasó a nosotros -menos- respecto a generaciones anteriores). Hay más información que nunca. Y más estupidez que nunca. Nos prometieron todo a cambio del esfuerzo personal, el estudio y la disciplina. Y nos mintieron.

Así que esto era el futuro. Y ahora, ¿qué? 

Como decía la canción, quiero agenciarme un Delorian para viajar años atrás….cuando Juanjo y Fausto eran Crockett y Tubbs, y un Renault 5 hacía las veces de Ferrari Daytona. Bienvenido a la mediocridad y el fracaso, Marty McFly.

Han pasado 30 años. Y sólo Jordi Hurtado permanece.

1 comentario:

  1. bueno, la juventud no es mas culta, pero tampoco está más instruida. Gandía Shore, MHYV , GH nos lo demuestran

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain