Google+ Followers

sábado, 5 de diciembre de 2015

El silencio de las Cigüeñas



Puente de la Inmaculada/Constitución. Tantos y tan buenos recuerdos….de noches frías de Vigilia. De Niebla intensa, frío e incluso lluvia. De guardias en el ejército con varios pares de calcetines en las botas que no impedían que el frío calase hasta los tuétanos. Otoños e Inviernos de verdad. 

Desde hace varios años, en cambio, sufrimos unos “veroños” o “primaveraños” cada vez más antinaturales. En las fotos de mi cumpleaños se vé claramente: años 80/90, gabardinas, chaquetas, corbata. En el s. XXI, polos y mangas cortas. 

No sé si esto será el cambio climático, los chemtralls o un castigo divino. Lo que sé es que las cigüeñas ya no vuelven por san Blas. Porque no emigran. Volverán las oscuras golondrinas….se quedarán las oscuras golondrinas. Y el Tajo seguirá, más seco que la mojama, trasvasando su cada vez más mermado caudal al levante insaciable. Días de bajar a por el pan en camiseta, noches de calefacción apagada.

Y los tontos del pueblo, esos a los que Tolstoi decía que había que tener en cuenta, encantados. Como si este mono loco y urbanita pudiera desentenderse de su medio natural y de las consecuencias que todo esto traerá y ya está trayendo.

Carajo, que me picó un mosquito en Noviembre. A este paso, hasta que en Castilla no sea común contraer el Dengue o la Malaria, no pararán . Los oscuros invertebrados. Menos mal que las cigüeñas ya no se van, y no les faltará la provisión de insectos.

El día que esta corrupta civilización perezca destruida por su propia necedad, sobrevivirán las cucarachas. Y las cigüeñas de nuestros campanarios, ruinas que quedarán y testimonio mudo de nuestra insignificante existencia.

Quizá algún día, como en la película "Amanece, que no es poco", salga el sol por poniente. Porque esto cada vez es más un sindios.

1 comentario:

  1. Otra mañanita de sol y calor en el centro peninsular. A este paso, va a haber que buscar trabajo y alojamiento en las montañas de Palencia, la comarca de Molina o en Laponia.

    La sierra de Guadarrama empieza a parecer el Serengeti. Quizá la solución para Soria y el resto del "desierto castellano" sea montar reservas de fauna africana. El clima se va acercando

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain