Google+ Followers

sábado, 25 de junio de 2016

Jornada de RefleSión

"Este domingo los españoles tenemos una cita para elegir entre el suicidio colectivo o la muerte asistida" (Pedro de Hoyos, escritor y periodista castellanista)

Decía Jorge Garrido (1) que el sistema hegemónico utiliza con maestría dos instrumentos muy efectivos: la CONFUSIÓN y el MIEDO (y yo añadiría la mentira).


Ante la ¿nueva? jornada electoral, asistimos de nuevo al eterno retorno de la democracia liberal. El escenario ha cambiado, en lugar de dos actores son cuatro, interpretando papeles diferentes (y aparentemente enfrentados) , pero la obra es la misma, y el guión lo escriben los mismos. Da igual quien gane mañana. Gane quien gane, las decisiones verdaderamente importantes las seguirán dictando a miles de kilómetros de distancia, y no desde ocultas cuevas, sino desde despachos y clubes. Nuestro país seguirá sin tener soberanía alguna, sometido a los burócratas de Bruselas, correas de transmisión de los amos trasnacionales (God Save the U.K). Pasadomañana seguiremos prisioneros de un Estado menguado por absurdas taifas que no reconocen a dos de las regiones históricas más importantes de Europa: León y Castilla, absorvido el uno, dividida y ninguneada la otra. Un Estado que, cuando a los que manden les convenga, consentirá la segregación de sus regiones más ricas

El lunes los trabajadores españoles seguiremos en el camino imparable hacia la esclavitud laboral (¿saben ustedes que ya hay personas trabajando sin sueldo, a cambio de techo y comida? Sí, aquí, en este país de las maravillas). Los parados seguiremos malviviendo. Los varones seguiremos siendo parias en nuestra propia casa. Los autónomos seguirán siendo héroes solitarios. España seguirá en su caída hacia el abismo que se abrió hace décadas: un abismo diseñado por quienes quieren que seamos un país de camareros y fregaplatos (con todos mis respetos hacia las profesiones de hostelería, en la que he trabajado, de camarero precisamente) .Los mismos que permitieron y perpetraron la destrucción de nuestro tejido industrial, la venta de la SEAT o de Pegaso al mejor postor. Los mismos que han conseguido que importemos las naranjas de Marruecos o el Trigo de Ucrania cuando podríamos haber sido el granero del sur de Europa. Los mismos que han neutralizado nuestro sector pesquero. Los mismos que (incluidos Podemos) no nos van a sacar de la UE, la OTAN y demás instrumentos del nuevo orden mundial. Los mismos que van a seguir apoyando la usurocracia y el poder omnímodo de la banca. Los mismos que ahora vienen a pedir el voto del miedo o del “mal menor”.
Esta vez no les voy a pedir el voto para nadie en concreto. Sólo que se lo piensen bien. Y que no existe el mal menor: esto es como pedir a un vegetariano consecuente que elija de menú entre chorizo, pollo, morcilla o salchichas. Yo en el único mal menol que cleo es el que está en Mulcia.





(1) candidato al Senado por Fe Jons agredido recientemente por ultraizquierdistas (¿a que no ha salido en ningún medio de comunicación? )  

domingo, 5 de junio de 2016

Nire Aitaren Etxea / Defenderé la casa de mi Padre

Defenderé la casa de mi padre.
Contra los lobos,/contra la sequía,
contra la usura,/contra la justicia,
defenderé la casa de mi padre.


Perderé los ganados,/los huertos,
los pinares; perderé los intereses,/las rentas,los dividendos,
pero defenderé la casa de mi padre.


Me quitarán las armas/y con las manos defenderé
la casa de mi padre;
me cortarán las manos/y con los brazos defenderé
la casa de mi padre;


me dejarán/sin brazos,
sin hombros/y sin pechos,
y con el alma defenderé/la casa de mi padre.


Me moriré,/se perderá mi alma,
se perderá mi prole,/pero la casa de mi padre
seguirá en pie.
(Gabriel Aresti) 



Nire aitaren etxea/defendituko dut.
Otsoen kontra,/sikatearen kontra,
lukurreiaren kontra,/justiziaren kontra,
defenditu/eginen dut
nire aitaren etxea.
Galduko ditut/aziendak,
soloak,/pinudiak;
galduko ditut/korrituak,
errenteak,/interesak,
baina nire aitaren etxea defendituko dut.


Harmak kenduko dizkidate,/eta eskuarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
eskuak ebakiko dizkidate,/eta besoarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
besorik gabe,/sorbaldik gabe,
bularrik gabe/utziko naute,
eta arimarekin defendituko dut
nire aitaren etxea.
Ni hilen naiz,/nire arima galduko da,
nire askazia galduko da,/baina nire aitaren etxeak
iraunen du zutik.

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain