Google+ Followers

viernes, 21 de septiembre de 2012

Cataluña, Castilla, España…algo falla desde el S.XVII

diada 2012TOLEDO17numerosas-banderas-de-espana-durante-la-manifestacion-convocada-por-el-pp-bajo-el-lema-espana-por-la-libertad-no-mas-cesion$599x0


Cataluña ha lanzado un órdago al conjunto de España. Siempre es Cataluña. O Euskadi, Galicia, Andalucía o el Cantón de Cartagena. Esta partida, con unas reglas del juego que se establecieron en 1978 nunca ha tenido en cuenta a un jugador. Un jugador que durante siglos puso los amarracos , puso las cartas, puso los aperitivos y puso la casa para jugar. Un jugador llamado Castilla que oficialmente no existe. Ni está ni se le espera, como dijo el otro. La que fuese columna vertebral de España, la que tendría que ser columna vertebral de España, sencillamente no existe.

Es muy cansado estar siempre con esta melodía. Pero más cansado resulta escuchar constantemente a los plañideros de la periferia.

Aunque, bien pensado, les envidio: luchan por lo suyo, por su tierra, por su gente, por sus intereses. Y tienen a todo el país en jaque. En cambio, los castellanos nos hemos sacrificado por el bien común a cambio de ser los malos oficiales, o de, en el caso de los madrileños, ni siquiera ser. Más que sacrificado, inmolado en el altar de una España eterna que cada vez nos da más la espalda.

Los palmeros del sistema, que no olvidemos que son mayoría, nos dirán que no pasa nada, que no va a pasar nada, que toda esta marea secesionista quedará en nada, como el plan Ibarretxe.
Nos dirán que ni la legislación vigente/Constitución (esa que cambiarán cuando les convenga como hicieron con la ley electoral), ni Europa, ni los EEUU, ni la ONU, ni el Rey (¿?), ni el abuelito de Heidi van a consentir la independencia de Cataluña. Palabras, palabras, palabras. Quizá no hoy, ni mañana. Pero si algo nos enseña la Historia es que si un pueblo tiene voluntad, da igual lo que diga la razón, la geografía, siglos de Historia común o la economía. Cataluña es parte de España, pero también lo fue Portugal durante siglos. Si se quieren ir, se irán.

Cataluña es España, de la misma manera que Madrid es Castilla. Y si unos señores decidieron hace 30 años que Madrid, Cantabria o Rioja ya no eran Castilla, ¿por qué no van a hacer lo mismo con Cataluña? Ya de entrada hablan de “conflicto Cataluña/España” como si pudiese haber un conflicto mano/resto del cuerpo.

Siguiendo la analogía anatómica, quizá el problema no sea que un miembro quiera auto-amputarse, el problema puede ser que este cuerpo anciano y venerable llamado España está enfermo.
Nuestro país está enfermo, y si las aspirinas del 78 sirvieron para hacer bajar la fiebre por unos lustros han demostrado ser insuficientes para atajar la gangrena que nos afecta.

El “café para todos” ha resultado ser café de Nicaragua para unos y achicoria mala para otros. Y los privilegiados quieren más aún. Creo que era Pedro de Hoyos el que comparaba la relación del Condado con la de un hijo y su padre. Ese hijo que amenaza con irse de casa si el padre no le regalaba una moto.

Aquí el problema es que el hijo seguirá en casa, se le comprará la moto, y todo lo que quiera, mientras que sus hermanos mayores, los que traen el sueldo íntegro a sus padres seguirán callando y pagando, convencidos de hacer lo mejor para todos.

Independencia ahora quizá no. Pero sí a la vuelta de la esquina un nuevo modelo territorial consagrando las diferencias que llevamos arrastrando desde la Constitución del 78. Habrá unos territorios “liberados” con todo tipo de privilegios, unos territorios supuestamente históricos, a saber: Cataluña, Euzkadi (más lo que se pidan: Navarra, Rioja, parte de Cantabria…), Galicia y probablemente Andalucía. En cambio, los territorios verdaderamente históricos, Aragón y Castilla pasaremos a la 2ª división o 5ª regional, total…a lo mejor, a lo sumo, se hacen concesiones al invento de la Comunidad de Madrid para que los madrileños sigamos creyendo que somos la leche y que la postergación de las provincias hermanas que nos rodean no nos va a afectar. Vamos, más mentiras y manipulación. Más de lo mismo. 

Nuevamente tengo la impresión de que los que pensamos que Madrid debe volver a tomar el timón de España desde una Castilla fuerte y unida somos voces que clamamos en el desierto.
Pero quien sabe. Puede que hayan quemado nuestros bosques. Pero “si los pinares ardieron, aín nos queda el encinar”. Y si queman el encinar, repoblaremos. Quizá yo no lo vea, ni mis hijos. Pero si de las mentiras de Arana o de Infante surgieron voluntades “nacionales”; de la verdades seculares de un pueblo que fue el asombro del mundo puede volver a surgir la rebelión necesaria. Castilla no ha muerto, está en coma.

¡ CASTILLA, DESPIERTA! O muere.










3 comentarios:

  1. Muy buena entrada., creo que no era Pedro de hoyos. Déjame intentar encontrar el blog ... Es de de hace poquito, en Facebook

    ResponderEliminar
  2. Lo que hace falta en España es un referendum de expulsión y un proceso claro con condiciones de admisión/adhesión (igual que para entrar en la UE), el que no cumpla fuera y que deje ya de poner palos en la rueda de la bicicleta. Sds.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, Javier "conquense". O como decía mi abuelo, "aquí, o jugamos todos o rompemos la baraja". Saludos castellanos.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain