Google+ Followers

jueves, 20 de noviembre de 2014

Hasta las balls y más allá.


 282768_230621756972842_230249087010109_734322_2283375_n

20-N un año más..
/Mientras unos honran a sus caídos y otros buscan reventar sistemáticamente todos sus actos/
 
Pero este año no voy a hablar de las dos Españas Ni de las tres y media. Hoy no toca. Hoy no puedo evadirme de mi miserable realidad. Este verano me preguntaba alguien en Burgos que qué hacía un madrileño metido a castellanista. Y le contesté: “defender los intereses de vuestra tierra que es la nuestra ya que vosotros no lo hacéis”. El caso es que quizá mis días de luchador estén contados. A los ejércitos muchas veces no se les vence en el campo de batalla, sino cortándoles los suministros. Saboteando  las líneas de abastecimientos. Matando no con balas, sino de hambre. El caso es que mi intendencia está en situación límite.
 
Han vuelto a telefonearnos del banco. Esta vez el descubierto es de 255 €. Y estamos a 20 del mes. El día 30 nos pasarán el cargo de la Hipoteca y no habrá un euro en la cuenta. Perfecto. 
 
Ahora me alegro de tener un mínimo dinero en el sobre, como los abuelos, muy poco, para las necesidades básicas (comer y que coman mis gatos). Sino la voracidad bancaria, esa tenia insaciable ya se lo habría zampado. 
 
Mientras para unos el drama es que se rompe España (aunque les importó una higa que Castilla se rompiese, dicho sea de paso. De esos polvos vienen estos lodos, pero eso ahora no toca) y para otros los derechos de los animales o la pobreza en otros países, miles de familias españolas están, estamos pasando por un momento jodido.
 
Alguno pensará que me quejo demasiado. Le desafío a vivir con el subsidio de los 400 y pico euros. O a buscar empleo siendo español, de 49 años, varón y sin discapacidad.
 
Otros, bienintencionadamente (1), me “informarán” de maravillosas ofertas de trabajo que , como somos gilipollas, no conocíamos: Mertadona, Carrefoul, Lindl,. Segur, etc, etc, andan buscando personal. ¡Coñe,qué novedad! En Navidades, en verano, en primavera. Como si no les hubiese enviado currículum a todos y cada uno de ellos. Como si todos los cursos, seminarios , coaches y orientaciones laborales no hubiesen existido. Como si no tuviese una experiencia laboral de lustros. Como si no me hubiese pasado media vida estudiando . Como si tuviéramos 17 años y todo el mundo pudiera permitirse decirnos cómo encontrar empleo porque, claro, somos tontitos. O vagos. 

 
Qué fácil es dar consejitos desde la superioridad del sueldo fijo y el contrato indefinido. Yo también tuve un trabajo de “adulto”, con contrato indefinido y siendo la mano derecha de mi jefe. ¿Y qué? Esta crisis no respeta a nadie, y quien ahora ríe quizá mañana se vea como nosotros, con cuarenta y muchos años y al margen de todo. 
 
No sé por qué me desahogo en este medio. Lo más que voy a conseguir es unas palmaditas en el hombro al estilo “hay que comer” del anterior monarca al etíope hambriento. O que alguno/a que nunca dice nada diga que me quejo. Lo dicho: tranquilos, que quizá mis días de lamento bloggero tienen fecha de caducidad. Tranquilos, que no está lejano el día que me corten la línea de teléfono fijo y sólo me quede el servicio de Internet gratuito de la biblioteca.
 
No obstante, si salimos de esta, puede que la tortilla se de la vuelta. Arrieritos somos

.371606_100001216446414_1990879133_n317089_2305197121060_1583241219_2303765_970356909_n










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain