Google+ Followers

jueves, 23 de abril de 2015

Feliz día de la derrota. Feliz día de las Castillas.

«Tú, tierra de Castilla, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que un tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor»”(pasquines aparecidos en las puertas de las iglesias antes de la revuelta de las Comunidades de Castilla, s. XVI)
“La sangre de los Padilla, Bravo y Maldonado que corren por vuestras venas y el ardimiento de que guardan memoria estos pueblos de las comunidades, garantizan el éxito de nuestras aspiraciones y deseos.” Pacto Federal Castellano, s. XIX

“Traidores y criminales contra nosotros cabalgan” (del Poema “los Comuneros” Luis López Álvarez, s. XX)



23 de abril una vez más. Feliz día de Castilla. “Castilla miserable, ayer dominadora…” que cantase el poeta sevillano enamorado de Soria. Precisamente ayer en la Casa de Soria, mi correligionario y amigo el profesor Pedro Juan Sánchez en su intervención en la jornada sobre Patrimonio Cultural y Patrimonio Natural rescordaba cómo la superioridad cultural del Egipto antiguo o de Grecia pervivió siglos después de su ocaso socioeconómico y/o su derrota militar. O cómo países divididos como la Italia anterior al novecento fueron referentes culturales, faros del mundo y modelos a seguir.

Egipto, Grecia, Roma, Italia, China…. La Castilla que descubrió un Nuevo Mundo o gestó en su seno uno de los idiomas más hablados del orbe. La  Castilla que parió una cultura que hizo posible un Cervantes, un Quevedo, un Lope. Esa Castilla ni está ni se la espera.

Ni existe ni quieren que exista desde la idealizada transición. Víctima expiatoria de los intereses coincidentes de los nacionalistas periféricos mesetófobos y el nacionalismo español.

Esa es la realidad. Otros pueblos y naciones divididas en lo político han mantenido su identidad y herencia. Irlanda, Escocia, Polonia, India, Kurdistán, Armenia…han pervivido como ideal de destino común. Han sobrevivido a ocupaciones, a la negación de su lengua y cultura, hasta a genocidios, aferrándose a sus raíces, sus señas de identidad o su religión.

Castilla en cambio asiste impasible al saqueo de sus recursos naturales, a la despoblación, al genocidio cultural. Al sinsentido de perder su cuna (Cantabria), la cuna de parte de su idioma y raíces (Rioja) o de su motor económico (Madrid). A la división en 5 comunidades autobobas a cual más absurda. A su negación ontológica, a su sacrificio en aras del bien común.

Muchos castellanos no se sienten orgullosos de ser castellanos. Otros, como la mayoría de los madrileños, ya ni saben que lo son.

En este día de oprobio y celebración, monopolizado por una de las cinco comunidades, la que quiere monopolizar el nombre de Castilla, en este día que celebramos y lamentamos la derrota de los comuneros en las campas de Villalar, recordemos a nuestros héroes.

HONOR A PADILLA, BRAVO, MALDONADO, MARÍA DE PACHECO, JUAN DE ZAPATA, EL OBISPO ACUÑA, ALONSO DE ARREO Y A TODOS LOS QUE VERTIERON SU SANGRE POR LA NACIÓN CASTELLANA.




Feliz día de Castilla. Feliz día de la derrota

sábado, 11 de abril de 2015

Miedo a salir de casa. De Elecciones, cobardías, comodidad y compromiso

“Si un hombre no está dispuesto a arriesgarse por sus ideas, o bien sus ideas no valen nada, o bien el que no vale nada es él.”Ezra Pound

El miedo es libre, creo que es el dicho. El miedo, la cobardía y la comodidad. Como alguno ya sabe, estoy colaborando con un partido político “diferente”, difícil de encasillar (o fácil, para bastantes mentecuadradas) un partido que algunos entendemos como “trasversal” y como “casa común” de los que aún amamos o sentimos Castilla en la capital de este Imperio austrohúngaro llamado España.

El caso es que estamos intentando completar las listas electorales del PCAS en la Comunidad de Madrid y en poblaciones tan importantes como Móstoles, Alcorcón, Pinto o la muy emblemática y castellana ciudad de Alcalá de Henares.

Y bien, ante la petición de ayuda y colaboración a propios y extraños me he llevado alguna sorpresa agradable (muchas gracias, Patty Móstoles, heavy progresista y mejor persona, o Mari Carmen, conservadora católica e hija de militar pero también muy grande). Los compañeros/as de ciertas asociaciones. Y tantos/as otros/as que nos estáis ayudando a completar nuestras listas firmando las autorizaciones y aportando fotocopia del DNI.

Pero también te llevas más de una desilusión. Sobre todo de personas muy próximas que recular o nos niegan su apoyo por miedo a posibles consecuencias (“estoy opositando o buscando trabajo y quiero aparecer neutral”, etc).  En realidad ir como independiente en una lista de una coalición política como es Partido Castellano-Tierra Comunera-Pacto por Madrid-Pacto por Alcorcón-Guadarrama en Marcha-Compromiso por Cenicientos, etc. no compromete a nada, sólo a ayudarnos a poder ejercer nuestro derecho democrático a presentarnos a las elecciones municipales y autonómicas. Así y todo, hay quien tiene miedo o no quiere mojarse en nada (eso dicen, aunque luego se entreguen a otras cuestiones). Todo muy respetable y comprensible.

Podemos hacer Historia llegando a presentar candidaturas en 21 municipios de la Comunidad de Madrid. Nuestros pronósticos nos sitúan a años luz de los grandes partidos, con muy pocos votos. Esa es una de las armas que utilizan los que nos ridiculizan, e incluso el “fuego amigo” que dice que lo nuestro es “una tontería” io . que “lo vuestro no es un partido”

Mas nuestra carrera es de fondo; no somos ni podemos ser cortoplacistas. El objetivo es mantener la llama para que no se pierda la poca identidad castellana que queda en Madrid. A pesar de décadas de descastellanización desde el poder (estatal, autonómico, internacionalI), desde los intereses de la globalización que impulsa el #Cosmopaletismo. A pesar del falseamiento de nuestra Historia, negando u ocultando  nuestra identidad, enseñando una realidad sesgada en escuelas y medios de comunicación.



No vamos contra nadie, ni contra la unidad de España, ni contra otros territorios u otras identidades. Simplemente defendemos nuestras raíces y nuestra tierra. Es duro que te insulten o ridiculicen al grito de nacionalista o paleto. Algunos llevamos años de incomprensión y lucha solitaria. Sólo los mejores, los supervivientes, los más duros estamos hechos para esta causa. Pero mientras uno sólo de nosotros respire, Castilla vivirá.

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain