Google+ Followers

jueves, 28 de febrero de 2013

Yo no lo celebro

 
Hoy se cumple el trigésimo aniversario del Estatuto de autonomía de la Comunidad de Madrid, la cual le ha rendido homenaje.
La filosofía del “café para todos” llevó a la creación de dos tipos de comunidades autónomas: las de “primera”, acogidas al art. 151 de la Constitución, y las de “segunda”, acogidas al art. 143.
Entre las primeras estaban las mal llamadas “nacionalidades históricas”(como si Aragón, Navarra, León o Castilla no tuviesen más siglos de Historia a sus espaldas) y Andalucía, otro “invento” decimonónico que, eso sí, contaba con la voluntad de sus habitantes (salvo los de Almería). Las CCAA castellanas se contaron entre las damnificadas principales por el nuevo Estado asimétrico de regiones de primera y de segunda. Como es bien sabido, de Castilla la Vieja fueron desgajadas las provincias de Santander y Logroño, rebautizadas como Cantabria y la Rioja. Los restos se unieron con las provincias leonesas sin consultar con su  población.
Al sur del Guadarrama, lo positivo fue la recuperación de la provincia de Albacete para Castilla, que pasó de ser Castilla la Nueva a Castilla-La Mancha (otro curioso engendro, con un nombre de región-comarca tan absurdo como podría haber sido Cataluña-Ampurdán o Andalucía-Axarquía).
En el caso de Madrid, tampoco se nos consultó a los madrileños(en mi caso, un adolescente imberbe) sobre si queríamos ser comunidad uniprovincial o seguir unidos a nuestra región geográfica e histórica.
Sobre el desarrollo de cómo se pergeñaron los “Inventos” de Madrid y Castilla-La Mancha recomiendo ver el vídeo de la Asociación Socio-Cultural Castilla, que encabeza esta entrada del blog y lo resume a la perfección.
30 años ya de un estatuto que aquí no reclamaron las masas (recordemos en cambio el “volem l´estatut” en Cataluña) . Los políticos y las oligarquías a las que sirven dirán que han sido 30 años de prosperidad para Madrid. Lógicamente, a nivel material no podemos estar como en 1983. Los tiempos cambian, y bla bla bla.
Hoy mismo, el presidente autonómico volvía con el discurso habitual, que en este sentido es el mismo para PSOE, IU y PP: Madrid no tiene identidad, o su única identidad es la española (PP) o la multicultural universal (izquierda).
Nihil Novum. Han conseguido, tras 30 años de propaganda, educación y telemadrid, que la mayor parte  de los madrileños se crean esa versión oficial. Han hecho suyo el lema de Goebbels, de que una mentira (o en este caso mediasverdades)  repetida mil veces se convierte en verdad.
No voy a aludir a razones históricas (convenientemente maquilladas, cuando no manipuladas o burdamente falseadas en CAM y CLM) que avalen la castellanidad de Madrid. No voy a aludir a la propia legislación madrileña (Ley 2/1983 de 23 de diciembre de la bandera, escudo e himno de la CAM) . Tampoco voy a aludir a la geografía, obstinada ella, que no presenta ninguna frontera natural con Cuenca, Toledo o Guadalajara.
Podría hablar del sentido común, de lo absurdo de una frontera artificial que impide que los bomberos de la CAM puedan acudir a auxiliar sus colegas castellano-manchegos en un desastroso incendio en Guadalajara . Podría hablar de la gran área metropolitana de Madrid., que abarca ya todo el corredor del Henares hasta Guadalajara y por el sur ha expandido nuestras fronteras socioeconómicas hasta Toledo. Podría hablar de los miles de estudiantes de CLM y CyL en las universidades madrileñas, de los madrileños que se han ido a vivir a Toledo, Segovia o Guadalajara.
Son muchas las razones culturales, educativas, sanitarias, de infraestructuras…que nos llevan a pensar a los castellanistas, y a otros ciudadanos que utilizan el llamado “sentido común” para reclamar, una reunificación de Madrid y sus provincias hermanas. Son muchas las voces que se alzan contra el despilfarro autonómico, la duplicación de servicios y competencias, etc etc. Este no es un debate sobre la supresión de las autonomías, sino sobre su racionalización.
Una mayor coordinación y cooperación entre Madrid y las dos CCAA castellanas vecinas sería bueno para todos. La supresión de las actuales CCAA o su reordenación no es ningún disparate de visionarios y/o ”nacionalistas” como plantean los partidos mayoritarios. Sería lo razonable si el nuestro fuese un país razonable y no primasen los intereses de la plutocracia y de una casta de políticos profesionales que no quieren ver limitados sus privilegios.
Madrid necesita a las provincias limítrofes para su expansión racional, así como el resto de provincias castellanas necesitan a Madrid . Madrid debería dejar de ser el agujero negro del Donut castellano, tragando población y recursos,  para ser motor de desarrollo solidario. La caridad empieza por los más cercanos. Y en nuestro caso es impresentable ver en un país europeo cómo un territorio superpoblado se ve circundado por campos yermos y en muchos casos víctimas de la despoblación y el abandono a pocos Km. de la capital del Reino.
Pero Doctores tiene la Iglesia, y los argumentos socioeconómicos y de otro tipo que nos llevan a pensar que las sinergias fruto de una unión de CCAA castellanas sería positivo, pueden encontrarse y leerse en otras páginas.
Este es mi blog personal, y por eso voy a dar mi opinión estrictamente personal.  Soy”madrileño viejo”, descendiente de madrileños por vía materna hasta el S.XVIII que yo sepa. Con esto no pretendo ser más que nadie, pero tampoco quiero ser el último de la fila en mi propia casa.  Desde niño se me enseñó a amar a toda España, pero desde el amor a mi tierra más cercana, y por supuesto a Castilla. Se me enseñó que Madrid era parte de la región de Castilla la Nueva. Llegó la transición, y nos”vendieron la moto” de que solos estábamos mejor.
Pues bien, reclamo mi derecho a la disidencia. Me siento como un palestino que contempla cómo su tierra se llena de colonos y cómo se le imponen unas fronteras y un estado que no reconoce. Y lo más duro no es ver como día sí y día también los recién llegados desde todas partes de España y del mundo me dicen que no tengo “identidad”, sino que los propios jóvenes madrileños crecidos en este “Madrix” no se sienten “castellanos” (como diría un amigo mío: “dejadme Telemadrid unos años y ya veréis cómo recastellanizamos Madrid).
Así que yo no reconozco las bondades de esta autonomía. Vivimos en un país supuestamente libre. Me podrán obligar a acatar y obedecer, pero en mi mente seguiré siendo libre. Y lo digo ahora, y lo diré siempre. Madrid es Castilla, no reconozco este engendro y no lo pienso celebrar.
Lo dicen la tradici ¦n, la Historia, el folclore deMADRISCASTELLA



















jueves, 21 de febrero de 2013

Triste España, sin ventura (EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES

Atribuido al maestro Forges , parece ser que el texto es de David Jiménez:

http://davidjimenezblog.com/2012/07/25/el-articulo-que-crei-haber-escrito/


El triunfo de los mediocres

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan,alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado  natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente
basura.

- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.
- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.


martes, 19 de febrero de 2013

No nos cansaremos de repetirlo: MADRID ES CASTILLA

2mayo6madrid2011MEC

Tal el lavado de cerebro de los últimos 30 años, que a los que reclamamos la unidad o la mayor cooperación entre las CCAA castellanas se nos llama "nacionalistas", separatistas y cosas por el estilo. ¿nos daremos cuenta alguna vez los castellanos de que unidos no habría ninguna región en España que nos tosiera? No es ser más que nadie, es dejar de ser los tontos útiles, a los que se les quita el agua (trasvase Tajo-Segura), se les trae la basura nuclear, se les deja morir lentamente (despoblación, etc). Si un andaluz puede sentirse andaluz y español, ¿por qué un madrileño o un manchego no pueden sentirse españoles y castellanos sin que unos u otros les insulten? Si un barcelonés o un londinense pueden sentirse cosmopolitas a la par que catalanes/ingleses españoles/británicos, ¿por qué muchos madrileños se empeñan en negar su castellanidad pensando que es algo del pasado, de los libros de Historia, o de palurdos con boina? ¿cuándo despertarán de este Matrix-madriz y se darán cuenta de que las razones económicas, culturales, educativas, geográficas, son aplastantes?  Mientras Castilla siga dormida, la España total en la que algunos creemos, España como suma de pueblos hermanos, seguirá agonizando entre los separatistas y esos que se llaman españolistas pero a los que su tierra les importa un comino.

MADRISCASTELLAcastilla puerta del sol282554_4600455701432_160767869_n

lunes, 18 de febrero de 2013

Joaquin Díaz y Candeal–Rabeladas



Bálsamo para un espíritu atormentado. Ante tanto sueño roto, la música sigue siendo el único amigo fiel durante tus días en la tierra.

domingo, 17 de febrero de 2013

LOS PREMIOS GOYA SON LA….LESHE (publicado originalmente en 2011)

(este texto lo publiqué originalmente en mi facebook, y luego fue difundido por mi amigo Pedro Hoyos y por Periodista Digital) Pero sigue vigente.
 
Ya se saben las candidaturas a los "Goya". Vamos, el valor artístico de las películas, directores/as, actores/trices, etc., lo ignoro. Pero una cosa : si algún cineasta español propusiera una película sobre las atrocidades del bando republicano, o panegírica de la Iglesia católica, ¿tendría algún apoyo de la academia o alguna "nominación"? Luego les extraña la caída del número de espectadores del cine "español". Yo no voy al cine a que me adoctrinen. Para eso están los mítines y las sedes de los partidos...

La ideologización y manipulación del cine de aquí no tiene parangón en el mundo mundial. Bueno, quizá el norteamericano. Aunque al lado de nuestros cineastas, Tim Robbins, Susan Sarandon y Michael Moore son "de derechas".

Otra cosa que siempre me ha llamado la atención es cómo Bardem, Almodóvar y compañía, con lo antiamericanos que son (sí, ellos dicen que antiimperialistas pero subyace el atávico antiamericanismo cañí) "pierden el culo" por ganar un Oscar o por rodar en Hollywood. Vamos, si fuesen consecuentes su afán sería triunfar en los festivales de cine de Irán o de China, por ejemplo.

Sí, se me dirá que eso es demagogia, como el criticar que los "adalides" de los obreros de España tengan unos ingresos considerables. Siempre me acordaré del chiste del comunista y la moto.
Al fin y al cabo, el cine, además de un Arte, siempre ha sido un medio de propagada política, desde Einsestein y "el acorazado Potemkin" a los documentales de Leni Riefenstahl o las pelis de Oliver Stone.

Creo que era Goddard el que definia al cine como una MENTIRA A 24 FOTOGRAMAS POR SEGUNDO. Bueno, también he leído por ahí que Goddard dijo que era verdad, y le corrigió de Palma.
Lo que me fastidia es que las mentiras o manipulaciones se "venden" como realidades históricas, o se cae en lugares comunes promovidos por la ignorancia y el pensamiento único.

Vamos, que me esperen para ir a ver "también la lluvia", la del catalán sobre lo chunga que fue la posguerra, ni siquiera la del "primo Alex".

Ya he despotricao de contenidos del cine, agur, mangurrianes.
 
premios-goya










NIÑATOS

“NEC SPE NEC METU” (Hecaton, adaptada por Séneca) "sin esperanza, sin miedo", se resumiría en algo así como: no espero nada del mañana pero no tengo miedo.

“…de puro mostrarse abiertos mundo y vida al hombre mediocre, se le ha cerrado a éste el alma (…) La persona se encuentra con un repertorio de ideas dentro de si. Decide contentarse con ellas y considerarse intelectualmente completa (..) EL HOMBRE-MASA SE SIENTE PERFECTO. Un hombre de selección, para sentirse perfecto, necesita ser especialmente vanidoso (…) LA MASA (…) ODIA A MUERTE LO QUE NO ES ELLA (…)” (José Ortega y Gasset, “La Rebelión de las masas”)
 
Debería volver a leer a don José en esta obra que tanto me influyó en mi adolescencia. El caso es que cada día que pasa, compruebo que en este mundo posmoderno las masas borreguiles han triunfado. No hay lugar para el disidente, para el que sabe, para el crítico con lo socialmente correcto.
 
Da igual la edad, la experiencia, los años invertidos en la Universidad, las lecturas, el ansia de saber, el pensamiento crítico. Cualquier niñato indocumentado en cualquier red social o plaza de las Vistillas viene a dar lecciones de Historia, Filosofía o Política a un licenciado universitario con muchos años, mucha vida y muchas lecturas sobre sus hombros.

Irrespetuosos, condescendientes, pretendidamente sarcásticos. Sin saberlo sois los mamporreros perfectos del Nuevo Orden: desacreditáis toda tradición, todo lo que huele a “antiguo”. Despreciáis vuestra propia sangre, vuestra tierra y a vuestros antepasados en nombre de una supuesta modernidad que os han inculcado desde las escuelas del sistema, desde los medios de comunicación del sistema. 

Me recordáis a esta cita de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao: 

"Los catalanes, los gallegos y los vascos serían anti-españoles si quisieran imponer su modo de hablar a la gente de Castilla; pero son patriotas cuando aman su lengua y no se avienen a cambiarla por otra. Nosotros comprendemos que a un gallego, a un vasco o a un catalán que no quiera ser español se le llame separatista; pero yo pregunto cómo debe llamársele a un gallego que no quiera ser gallego, a un vasco que no quiera ser vasco, a un catalán que no quiera ser catalán. Estoy seguro de que en Castilla, a estos compatriotas les llaman "buenos españoles", "modelo de patriotas", cuando en realidad son traidores a sí mismos y a la tierra que les dio el ser. ¡Estos si que son separatistas!”.

Borreguitos engreídos, cipayos del poder, creéis que este mundo es perfecto y ordenado. Habéis hecho realidad el sueño de Goebbels, llevado a cabo por la propaganda soviética, y explotado hábilmente por todas las izquierdas del mundo: reducís a todo el que os lleva la contraria a la categoría de “fascista”, o “reaccionario”o “nacionalista”(otra palabra tabú entre el matrixborreguismo). Y ya está, os sentís muy madrileños y muy ciudadanos del mundo, o muy cántabros y prerromanos (¡!) o muy lo que os lleven diciendo desde hace 30 años.

Esta lucha es agotadora. Y en ocasiones solitaria. No se puede salvar a quien no quiere ser salvado, al que reduce toda argumentación a cuatro consignas y burlas engreídas.

Algún amigo me dice que no puedo confundir el mundo virtual con el real. Muy bien: ¿y qué encontramos en el mundo real cuando sacamos la bandera de nuestras raíces en esta Babilonia decadente? Sonrisitas, burlas, preguntas y comentarios estúpidos e ignorantes: ¿de dónde sois, de Valladolid? ¿esa bandera de dónde es? 
 
Madrid, donde nadie es forastero, donde cualquier jovenzuelo de la LOGSE o cualquier indocumentado periférico que lleva aquí dos días nos viene dando lecciones a los madrileños nacidos en el S.XX, (cuando Madrid era Castilla la Nueva, y la gente llamaba al pan pan y al vino vino) . Nos dicen qué somos y cómo nuestras ideas están “demodés”.

Esos supuestos “patriotas” españoles, tan cazurros o más que sus enemigos, los separatistas periféricos, se retroalimentan en su estulticia.

Su España no es mi España. Amo a este país, pero como decía, Unamuno, me duele. Amo a una España eterna, suma de identidades y de regiones diferenciadas. Esa es su grandeza. A algunos de estos supuestos “Madrileñistas” se les llena la boca con palabras como España y como Madrid (entendida ésta desde los límites del engendro autonómico actual); reivindican la Historia de una nación que tal como la entienden existe sólo desde 1812. Y encima te vienen dando lecciones de Historia y comparando tus ideas con las majaderías cantabristas, andaluislamistas o aranistas. Desprecian a su verdadera tierra, ·todo sea por el bien de España”, así en abstracto.
 
He intentado realizar una labor didáctica, pero esta es una tarea titánica. No voy a tirar la toalla, pero quizá sea el momento de una retirada táctica. 
 
No consigo ni el respeto ni la comprensión de los que tengo cerca, mi vida naufraga, y yo jugando a salvar a mi patria. Si su habitantes son tan imbéciles y antipatriotas, no merecemos otra cosa que el hundimiento y la extinción.










jueves, 14 de febrero de 2013

JUVENTUD PERDIDA

 
“…y nunca sabrás que me muero por ti”.
Creo que era Lord Byron quien decía que lo peor en la vida no era arrepentirse por lo que se hizo, sino por lo que nunca hiciste. “sixteen, clumsy and shy, that´s the story of my life (…)” : lo que ya no podrá cambiar, todas esas cosas que me arrepiento de no haber hecho. Esa adolescencia que no fue. “for all the woman that i´ve never had I sing my song of love and hate…”
Esa timidez, prejuicios, inseguridades, miedo, creencias, que me castraron emocionalmente. Ojalá ahora tuviese esos 17 años, esos 23 años mutilados, siendo como soy ahora “…y me faltó valor, y no te hablé de amor: te fuiste sin decirte nada…”
Sólo se vive una vez. Algunos empezamos a vivir demasiado tarde. Y hay heridas que no cicatrizan.
For Celia wherever she is…(y Mari Carmen(es), y Pilar, y Pilina, y la desconocida de Cabo Cervera, y la de BB Artes, y la modette leonesa…)
 
“For all the women That I never had /I sing my song Of love & hate
I hate the boys Walkin by your side/I hate my dreams Theyre not satisfied
I hate me, babe,For being too shy
I hate you, I hate you/I hate you while
You dont even look at me
And I go crazy (…)”








miércoles, 13 de febrero de 2013

martes, 5 de febrero de 2013

1983 (Nostalgias)


 "Cuando el futuro se marchita el pasado se revaloriza" (L.R.M.)

Que 30 años no es nada. La nochevieja del 82 al 83, mi primera fiesta de año nuevo, Chispas, en casa de mi amigo Santi. Toda la pandilla, Esther y Eva B. Manolo, Julio…y Eva C.  Mirror man de Human League, y bailando lentas con Eva. Jersey amarillo de chaval de Argüelles, el hijo de un obrero que se codeaba con los hijos de la pequeña burguesía. Todo es posible a los 17 años. El mundo está a tus pies. El COU “gumo”, excursiones culturales a Segovia para estudiar in situ las iglesias de San Millán o la Vera Cruz, los traspiés provocados por el vino tinto, las gafas negras “que causaron sensación”. Buena panda: Manolo R., ahora periodista deportivo, el genial José Antonio C., arriacense de pro que ya en aquel entonces no tragaba con el engendro “castellano-qué” que se perfilaba para su querida Guadalajara. Merino, Neira, de Hoz, Ortega, Vela…todos buenos muchachos. Santos, que luego sería “curita yeyé”, “Plastic”, y mis grandes amigos Pedro Ignacio y Montes. Todos tan distintos, todos tan grandes.
El I.N.B. (1) Cardenal Cisneros en los comienzos de los 80 era pura efervescencia, política, cultural, ideológica. Vehemencia y pasión en unos y otros. FJ, CNT, FFJJE, castellanismo, falangismo, anarquismo, socialismo, franquismo…peleas dialécticas desde las páginas de “La libertad” que casi nunca llegaban a las manos; pasión por Arrabal (muchos años antes del “Minelarismo”), por Fermín Cabal, Bousoño, Ridruejo, Luis Rosales, Gerardo Diego, León Felipe, Quevedo, Valle Inclán, y "mi" Unamuno (sobre todo esa G98 que tanto nos marcó, así salimos). Heavys, mods, poppies, siniestros, litronas en plaza España, guitarras los viernes y exposición en clase de Latín para pulir nuestras habilidades oratorias. Las clases de Filosofía con aquel bohemio que hablase de quien hablase siempre acababa en Nietzsche. Las tardes del viernes, partida de Monopoly con Montes Company, “hey, Vicente, pon el disco de Boldie (sic) (2) “. Y jugar a sincronizar el Kharma Chameleon con una película del Pato Donald en el cinexin de mi sobrino Luis Mari.
Viaje a Paris. El mundo era grande, lleno de situaciones estimulantes. Adolescencia en que soñábamos con ser dioses.
Éramos grandes, muchachos. ¿qué se hizo de todo ese talento? Es posible que Ron sea ya un gran abogado o que haya emprendido carrera en política. Pero J.A.C.A. y yo, sobre todo Josá Antonio, el individuo más genial que he conocido en lustros, que yo sepa no ha llegado a publicar ningún libro producto de su fértil creatividad. Ojalá me equivocase.
Qué se hizo del COU-1. Y de la “pandilla” que ese mismo año llegaría a su cumbre para luego decaer y tomar caminos separados: los antedichos de casa de Santi, más Montse, Mª Carmen, Antoñito Soto, Carlos, Alberto, Milagros… eso sí, buenas fiestas montábamos, en la casa de mis padres o en casa de Santi. “ooh, here she comes, she´s a Maneater…” susurraban Hall &Oates desde los baffles del Dual Bettor. Como aquella fiesta de disfraces terroríficos en enero del 83 (“qué bonito, qué bonito, qué bonito es un entierro”). Eran buenos tiempos, en los que al rio se le llamaba Kambi Bolongo y Madrid aún era Castilla la Nueva. 
Tras la selectividad, “nuevas amistades, gente bien” que diría la canción. Gracias a los que durante años serían mis mejores amigos: Santi, César y Carlos. Mi primera acampada en Majavilán, cuando en Cercedilla y toda la sierra del Guadarrama se permitía la acampada libre. Lolo, Pepa, Manuel “el yanqui” (you know Fritos?), Paco, Angelines, Ana Mari, Toñi, Marta, Inma, José Luis y Pepe el pakistaní, los Faustos, Richi…tantos buenos amigos. Ahora, respetables papás y mamás. Pero esa ya es otra historia que se desarrolla en el trascurso de los años 80.
30 años ya. 30 años ya, Dios mío. Y yo ya no tengo 17. Como diría nuestra profesora de latín, nuestra querida y nunca bien ponderada Sra. Guaza, “más jóvenes, nunca, muchachos. Más bellos, nunca. Pero todos podemos ser siempre un poco más sabios”. 1983-2013. 

(1) siglas de “Instituto Nacional de Bachillerato”. Allí se cursaba el BUP y el COU, long time ago

Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain