Google+ Followers

martes, 4 de septiembre de 2018

SEPTIEMBRE

"...Voy a estrenar corbata hoy, por fin haré algo de verdad, qué feliz soy..”





Septiembre es una de las grandes canciones de “la Vida mata” uno de los mejores discos de Rock editados en castellano. Los Enemigos, comandados por el incansable , virtuoso y borrachuzo Josele Santiago daban con este disco un giro tanto en lo musical como en la temática de sus canciones.

En lo formal  habían pasado del revival Rhythm and Blues que tan buenas bandas alumbró en España (1) a un Hard Rock/Rock urbano muy en la línea de Leño (hasta la voz de Josele empezaba a asemejarse o a homenajear a Rosendo) . El punto de inflexión sería 1990 y este disco, “la Vida Mata”, obra maestra de los Enemigos.

Pero además de buenas canciones de Rock y la maestría de Josele, Fino y Artemio , en la Vida Mata estaban las letras, esas letras.

Letras muy poco corrientes en el Rock patrio. Un disco conceptual sobre la vida, la muerte, el más allá y lo sobrenatural. Desde el espectro de un fraile (“el fraile y yo”) o el silencio de los muertos ("Ouija") al Apocalipsis (“el gran calambre final”) , o al preso que va  a ser ajusticiado ("Traspies") pasando por infiernos en vida como la droga (“desde el jergón”).

Pero la canción que ahora nos ocupa es “Septiembre”, basada en hecho real, el suicidio de un niño en Galicia, incapaz de afrontar la presión de los exámenes de septiembre. Josele Santiago leyó la noticia y sobre ella escribió este tema desgarrador, incluyendo una frase del propio chaval “ id a por el pan, que yo no voy a ir”. La metáfora utilizada en la frase “voy a estrenar corbata hoy” aludiendo al ahorcamiento todavía hoy me causa escalofríos



Septiembre, el mes de la vuelta al cole. El mes en que el infierno estival empieza a dar paso a la melancolía otoñal de grises y ocres(cuando todo funciona como Dios manda) . Septiembre, el de los libros de texto, el de los felices reencuentros. Septiembre,el de las chicas de ídem y los picnics tardíos en la dehesa de la Villa o el parque del oeste.

Septiembre, siempre septiembre

 (1) Ilegales, Las Ruedas, Johnny Commomollo y sus Gangsters del Ritmo, Los Deltonos, Ejecutores, Ronaldos, Los Nada….y por supuesto los Enemigos)


viernes, 31 de agosto de 2018

Memoria Histórica (I) Pedro Muñoz Seca

UNA ANÉCDOTA DE PEDRO MUÑOZ SECA (1)

Don Pedro vivía, desde sus tiempos de estudiante, en una casa de Madrid donde atendía la portería un encantador matrimonio al que profesaba auténtico afecto.

Falleció la mujer, y a los pocos días el marido, más de pena que de enfermedad pues era un matrimonio profundamente enamorado.

El hijo de los porteros se dirigió a don Pedro, muy afectado tras la muerte de sus padres, y le pidió que redactara un epitafio para honrar su memoria.

Del corazón de Muñoz Seca surgieron estos versos:

FUE TAN GRANDE SU BONDAD,
TAL SU GENEROSIDAD
Y LA VIRTUD DE LOS DOS
QUE ESTÁN, CON SEGURIDAD,
EN EL CIELO, JUNTO A DIOS.

Corría mil novecientos veintitantos y, en aquella época, era preceptivo que la Curia diocesana aprobara el texto de los epitafios que habían de adornar los enterramientos. Así que don Pedro recibió una carta del Obispado de Madrid reconviniéndole a modificar el verso, puesto que nadie, ni siquiera el propio Obispo de la diócesis o el Santo Padre, incluso, podían afirmar de un modo tan categórico que unos fieles hubieran ascendido al cielo sin más.

Don Pedro rehizo el escrito y lo remitió a la Curia, del modo siguiente:

FUERON MUY JUNTOS LOS DOS,
EL UNO DEL OTRO EN POS,
DONDE VA SIEMPRE EL QUE MUERE,
PERO NO ESTÁN JUNTO A DIOS
PORQUE EL OBISPO NO QUIERE.

Nueva carta de la Curia. El Obispo, tras recriminar al autor lo que cree -con toda la razón del mundo- una burla y un choteo de Muñoz-Seca, le exige una rectificación ya que no es el Obispo el que no quiere, pues ni siquiera es voluntad de Dios. Él no decide nuestro futuro, sino que es nuestro libre albedrío el que nos lleva al cielo o no.

Así que don Pedro remata la faena, escribiendo un verso que jamás se colocó en enterramiento alguno porque la Curia jamás le contestó:

VAGANDO SUS ALMAS VAN,
POR EL ÉTER, DEBILMENTE,
SIN SABER QUÉ ES LO QUE HARÁN,
PORQUE, DESGRACIADAMENTE,
NI DIOS SABE DÓNDE ESTÁN.


(1)Aunque todo español culto ya sabe o debería saber quién es, sirvan estas breves líneas de recordatorio: Don Pedro Muñoz Seca (1879 Puerto de Santa María-1936 Paracuellos del Jarama)  escritor y autor de teatro español  adscrito a la corriente del Novecentismo. Inventor del término y concepto de "astracanada", autor de textos tan hilarante como "la Venganza de don Mendo" que tanta influencia tuvieron en mi generación, Conservador, católico y monárquico, sus frecuentes críticas a la 2ª república y sus caricaturas del comunismo y el igualitarismo le llevarían a ser detenido y encarcelado, hasta que en noviembre de 1936 fuese fusilado en Paracuellos deñ Jarama (Madrid)  Humorista hasta el final, sus últimas palabras, dirigidas al pelotón de fusilamiento, fueron: «Podéis quitarme mi hacienda, mi patria, mi fortuna e incluso— como estáis al hacer— mi vida. Pero hay una cosa que no podéis quitarme: ¡El miedo que tengo ahora mismo!»
Es abuelo materno del escritor Alfonso Ussía

martes, 10 de abril de 2018

Loco mundo sin mañana

All around me are familiar faces Worn out places, worn out faces Going nowhere, going nowhere Their tears are filling up their glasses No expression, no expression ---------------------------------------------- Hide my head, I want to drown my sorrow No tomorrow, no tomorrow -------------------------------------------- The dreams in which I'm dying are the best I've ever had (...) Went to school and I was very nervous No one knew me, no one knew me The dreams in which I'm dying are the best I've ever had I find it hard to tell you, I find it hard to take When people run in circles it's a very very Mad world, mad world

Una de esas versiones que superan al original. Y eso que Tears For Fears son de lo mejor que nos dejaron los 80, y Orzabal un peasso compositor

miércoles, 28 de marzo de 2018

Los últimos olmos de Castilla

Han talado los olmos de mi barrio. La grafiosis ha vencido en mortal partida a décadas, incluso siglos, de presencia, sombra y arrullos. Maldita grafiosis, asesina de tantos olmos de mi tierra. Sólo uno se resiste, centenario y comunero, en la esquina de las calles Juan Bravo y Castelló.

Olma vieja de los pueblos, ·”gernikako arbola” castellano, cuya sombra desde medievales tiempos amparó concejos y disputas, pláticas y cortejos. “Olmo viejo hendido por el rayo” al que tuvo que cantar un vate andaluz, falto de abogados en su tierra.

Han talado los olmos de mi barrio. De ellos sólo quedan anchos tocones de anillos concéntricos, silentes testigos de estaciones cambiantes, tiempos yeyés, transiciones, vidas consumidas, taxis franjirrojos y taxis blanquinegros.

Han muerto los olmos ante la indiferencia y el desinterés de sus vecinos, esos urbanitas preocupados por abandonar la ciudad en Semana Santa, cambiar las aceras por el asfalto carretero y el vermú del domingo por paella en el chiringuito playero.

Miércoles santo de un barrio, de un país, cada día menos santo. Camino de minoría los que honran y conmemoran el acto de amor supremo de un Dios que se hizo hombre y sufrió humillación, muerte y tortura. Incluso entre los que aparentemente le recuerdan es amplia la tribu de idólatras de policromados maderos y folclóricos eventos.

Qué más le dan al madrileño urbanita (1) los olmos, Jesús y su Santa Madre, nuestros campos y ríos , la agonía de las provincias vecinas (2) o el genocidio cultural y demográfico de su pueblo (3)

Mientras haya fúrgol, “sálvame”, Iphones y playa, qué más da lo demás. Patrioteros de bandera con torito a los que da igual todo lo bello y lo bueno que se desvanece ante sus ojos.


Han talado los olmos de mi barrio. De ellos sólo quedan anchos tocones. Madera perdida para siempre. Vidas perdidas para siempre. Como nuestras vidas. Exactamente como nuestras vidas.



(1)Ciudadano del mundo, adalid del cosmopaletismo, azote de paletos, verdugo del campo por omisión

(2)¿Sabéis que el mayor desierto demográfico de Europa no está en Siberia ni en Laponia? Está a tan sólo 100 km.de la megalópolis madrileña, ent)re Guadalajara, Soria y Teruel. Desequilibrios como ese son los que me acabaron de acercar al castellanismo . Algún medio extranjero se hizo eco de esta triste realidad, ante la indiferencia de los propios españoles, y lo peor aún, de los habitantes de la España interior y rural.

(3) A los hechos me remito. El español medio ha dado la espalda a sus propias raíces, salvo en alguna región en la que precisamente el problema es la antítesis, chauvinista y nacionalista excluyente. Y ya no sólo nos vamos suicidando en los cultural, sino en lo demográfico, con una tasa de natalidad de las más bajas del mundo. Y la solución que plantean los medios “progres” (léase el País”) es traer millones de inmigrantes “a pagar la Seguridad social” en vez del fomento de la natalidad o evitar el éxodo de jóvenes (y no tan jóvenes) autóctonos

domingo, 18 de febrero de 2018

Pepinillo Amargo


"...Perseguí la justicia
que se me negó.
He transformado
mi odio en valor,
en deseo de vivir mañana.
Esperé,
pero nadie llegó,
nadie llegó.
Esperé,
en la puerta de atrás del paraíso (...)
La Frontera, 1985





El pepinillo ya no es tan mordaz. El pepinillo ya no es tan ácido. En el último año se ha prodigado poco. No se ha trasformado en odio el  dolor, ni el odio en valor. Han pasado muchas y pocas cosas en sólo dos años, buenas, malas, mejores y peores. Pero hay un momento que hace replantearse todo, algo que desgraciada y afortunadamente sólo ocurre una vez en la vida. 

Ella. Ella. Ella que te dio la vida, ella que te dejó algo de muerte al marchar. Si hay varias vidas en cada vida, más en unas que en otras, también hay varias muertes. Una parte de mí murió con mi abuela, otra parte con mi padre, otras pequeñas porciones con amigos y parientes. Pero con mi madre se fue una gran, gran, gran parte , se devoró una buena parte de la tarta de vísceras y sangre, ventrículos y aurículas que mueve a este insignificante primate. Ya se soplaron las velas de cumpleaños, y la fiesta se acabó. La tarta no se compró en la casa de las Tartas de la calle de Galileo, sino en el Tartalia de Aluche. 

No. Con ella murió lo mejor de mí, y no me di cuenta en su momento. Más dura será la caída, más doloroso es siempre despertar. Ya no hay mañanas de lotería en pesetas, ni invierno ni niebla en este infierno de eterna primavera. Ya no hay futuro ni esperanza, ni promesas ni sueños eternos. Ya no hay poesía ni novelas ilustradas, ni juegos en el patio del colegio. 

Es la vida, me dicen, que es lo mismo que decir nada. ¿Qué es la vida? una ilusión, What is Life? WTF? "Vivir, morir, tal vez soñar" 

Como dijo el otro, no sabemos quienes somos, ni de dónde venimos, ni a dónde vamos, y encima llegaremos tarde. Algunos llegamos tarde a casi todo. A otras cosas ni hemos llegado. Y a algunas ya nunca

Fascina la vitalidad de algún anciano nonagenario que se aferra a su vida, a su casa, a su barrio, cuando ya todo está escrito en el libro de la vida. A otros nos duele hasta el respirar.

Podría escribir los versos más tristes esta noche, tras escuchar a la bellísima Agnetta cantar eso de ¿dónde quedó el verano? Aquellos veranos sin preocupaciones ni hipotecas a orillas del Henares, cuando en el transistor Sanyo cantaba Elena Francis o aconsejaban los cánticos populares de Mocedades, Abba o Boney M. 

Esta noche el pepinillo está cansado. Perdido y huérfano de nuevo. Sin certezas y a la deriva

Y mañana volverá a amanecer a mi pesar. Hasta mañana




Datos personales

Mi foto
Madrid, Castilla, Spain